Escribenos a: contacto@centromundialdelafelicidad.com

Ishawna estudia pedagogía gracias a tus aportes

Queremos agradecer públicamente a Sylvia y su grupo de amigos que juntaron dinero y lo donaron al Centro Mundial de la Felicidad para pagar un semestre de la universidad de Ishawna Ushigua, profesora y directora de la escuela Río Cenepa, ubicada en Llanchama Cocha.

Estamos muy orgullosos de entregarles una importante información.

¿Les hemos hablado de Ishawna?

Ella es descendiente directa de un legado muy importante en nuestra querida comunidad Sapara, hija de Manari Ushigua, un importante chamán que cuida desde otro plano su comunidad y de Mukutsawa Santi, maravillosa mujer y una de las últimas Saparas que habla la lengua nativa de la nacionalidad. Lamentablemente esta lengua con el tiempo se ha perdido, pero siguiendo las enseñanzas de su madre, Ishawna se ha convertido en una de las integrantes de la comunidad que actualmente tiene más nociones de la lengua. También es una pieza fundamental cuando hablamos de educación: en este momento se desempeña como profesora de la escuela comunitaria “Río Cenepa”, establecimiento que educa a los niños de la comunidad de Llanchama Cocha y a pequeños que provienen de otras dos comunidades: Matsakaw y Naruka, que también se encuentran en el Amazonas profundo y no tienen ningún otra posibilidad de acceso a la educación.

Pero para que esta escuelita siga funcionando el gobierno ecuatoriano exige que Ishawna sea titulada de pedagogía o que al menos está cursando la carrera, pues no posee estudios formales, por lo tanto no cuenta con todas las herramientas adecuadas para poder traspasar conocimientos en diversas áreas de estudio. Es por esto que su formación profesional cobra mayor importancia., considerando además que su capcitación mejoraría enormemente la calidad en el traspaso de saberes ancestrales a los niños y jóvenes que se educan en la escuela de la comunidad.

Nuestros voluntarios trabajan apoyando esta labor, pero creemos que la mejor forma de seguir rescatando su cultura y sobre todo su lengua  es contando con herramientas pedagógicas y educativas de calidad. Si Ishawna no logra continuar con sus estudios, la escuelita correría grave peligro, pues por exigencia gubernamental sería cerrada.

Se han dado pasos importantes en esta misión. Hoy Ishawna esta matriculada en la carrera de pedagogía gracias a un esfuerzo que la comunidad hizo para recolectar un pequeño monto de dinero, y tiene asegurada la continuidad de sus estudios por un semestre más gracias al generoso aporte voluntario de Sylvia Habermayr y sus amigos, quienes han confiado en este proyecto y solventaron los gastos con su aporte.

Ahora el desafío continúa: esta primera etapa de su formación dura 3 años, por lo que necesitamos de más gente cono Sylvia, que comprometidos con la idea de apoyar el trabajo educativo en esta ancestral comunidad, realicen donaciones en dinero para así continuar con este sueño.

Si tú también quieres colaborar para que Ishawna termine su carrera de pedagogía, escríbenos a donaciones@centromundialdelafelicidad.com

Si quieres trabajar como profesor voluntario en esta escuela y ayudar a la ducación de los niños, haz click aquí